Tocar la batería es bueno para la salud

Según un estudio realizado por la Universidad de Chichester (Inglaterra), un baterista quema tantas calorías durante un concierto que un futbolista profesional durante un partido de fútbol.

Puesto que hay que usar los brazos y las piernas a la vez y guardar un ritmo rápido, resulta que tocar la batería es un buen ejercicio tanto para el cuerpo como la mente. Con respecto al cuerpo, aumenta el ritmo cardiaco, facilita el flujo sanguíneo, y desarrolla los músculos en los brazos y los hombros. También, las baterías eléctricas, como la bateria yamaha por ejemplo, tienen sets prefigurados que ayuda la baterista a guardar el ritmo, y entrenar los músculos. Para mejorar el estado general de salud es necesario practicar durante por lo menos cuarenta minutos cada día, pero como todo cuanto más practicas cuanto más mejoras. A mucha gente le cuesta sacar el tiempo para hacer ejercicio, es mucho más fácil hacer excusas para evitarlo que razones para hacerlo, pero tocar la batería es un pasatiempo tan divertido y adictivo que le resulta muy fácil dedicar las horas necesarias.

Además de quemar calorías, tocar la batería pone en marcha el funcionamiento de los dos lados del cerebro, desarrollando la plasticidad cerebral y cambiando favorablemente la anatomía cerebral. Un baterista tiene que ajustarse muy rápidamente a cambios en tempo, ritmo, estilo, y volumen, y así se hace don de realizar varias actividades a la vez. Un estudio reciente sobre la influencia de la formación musical en niños de 6 años, en el que los niños siguieron un curso de 15 meses de clases de música, demostró que tocar un instrumento hace más grande las áreas usadas para procesar la música y efectuar varias tareas a la vez. Según Jänke, profesor del Instituto Tecnológico de Zúrich, ese desarrollo cerebral mejora en los niños la habilidad del lenguaje, la memoria y la capacidad de atención. Tocar un instrumento musical también enseña la dedicación, la disciplina, y aumenta la autoconfianza. Es una manera divertida de formar la mente de los niños, y en vez de ser una asignatura o una tarea más en el ya sobrecargado calendario escolar, es un placer que reduce el estrés y favorece la creatividad.

Resulta que tocar la batería es un pasatiempo ideal, que además de ser divertido, ayuda a mantenerse en forma y mejorar la capacidad mental.

Share

About the Author: La Escuela de Calor

Uso de cookies

La Escuela de Calor web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en los enlaces para mayor información.

 política de cookies     más info sobre las cookies ACEPTAR

Aviso de cookies